Limpieza Submarina en Pucusana

May 13, 2024 | Responsabilidad social

Nuestra Jornada de Limpieza Submarina en “Las Ninfas”

En Pacific Divers, el buceo va más allá de una simple actividad recreativa; es una experiencia que nos llena de asombro y maravilla, pero también nos inspira a tomar medidas concretas para proteger el medio ambiente marino. En nuestra última aventura, el 1ro de mayo del 2024, nos enfrentamos a este desafío de frente, participando en una Jornada de Limpieza Submarina que no solo nos dejó impresionados por la belleza del océano, sino también conscientes de la amenaza que representa la basura para su salud.

La noche anterior al gran día, nos preparamos con una Master Class virtual, dirigida por Paula Manrique y Gonzalo Arnillas, ambos biólogos marinos y miembros del equipo de Pacific Divers. Durante esta clase aprendimos sobre el impacto de la contaminación marina sobre los ecosistemas y la importancia vital de la conservación de nuestro entorno, sobre todo como buzos. Luego, diseñamos un plan para ejecutar de manera efectiva nuestra jornada de limpieza.

Al día siguiente, nos reunimos temprano en nuestras instalaciones en Pucusana. El equipo consistía en 16 buzos con ganas de crear un cambio positivo. Desde buzos Open Water, hasta instructores PADI, todos nos pusimos de acuerdo para partir al sitio de buceo y hacer una diferencia. Nos equipamos con guantes gruesos, especiales para evitar heridas con objetos punzo cortantes, y mallas recolectoras para la colecta de basura. En este caso, el sitio designado para la limpieza fue “Las Ninfas”, un punto en la bahía de Pucusana cerca al muelle de pescadores.

Antes de sumergirnos por completo, utilizamos una cámara acuática para observar el fondo marino, que nos reveló una sorprendente cantidad de basura que yacía bajo la superficie. El equipo se alistó y nos metimos al agua. La cantidad de basura era impresionante: latas de cerveza, metales oxidados, plásticos flotando a la deriva, e incluso una red fantasma que atrapaba a un tiburón pintarroja ya sin vida. Sin embargo, también encontramos pequeños destellos de esperanza: huevos de raya y un pez pintadilla que pudimos liberar, devolviéndolos al océano donde pertenecen. Utilizamos dos lanchas para la colecta de basura, debido a que se necesitó espacio extra por la gran cantidad que colectamos.

Después de una exhaustiva jornada de recolección, regresamos a nuestras instalaciones para la clasificación de la basura según su material, revelando la prevalencia abrumadora del plástico entre los desechos, así como la presencia sorprendente de artefactos inusuales como radios, celulares, calculadoras, linternas e incluso GPS. Separamos la basura en bolsas e hicimos un conteo para poder aprovechar reciclar la mayor cantidad posible. Sin embargo, nuestro compromiso no se limita a la mera recolección. Nos dedicamos a proteger a toda la vida marina que encontramos en nuestro camino, desde los más pequeños cangrejos hasta los caracoles que vivían dentro de botellas de vidrio en el fondo marino. Cada criatura rescatada representaba un triunfo en nuestra lucha por preservar el hábitat natural del océano.

Al final del día, los números hablaban por sí solos: 148 kg de basura recolectada y más de 500 piezas retiradas del océano. Con orgullo, compartimos nuestros datos en la plataforma Dive Against Debris de PADI Aware, contribuyendo así a un registro global de limpieza submarina y difundiendo nuestra labor inspiradora a nivel mundial. En el feriado del Día del Trabajador en Perú, no solo honramos nuestro trabajo, sino que también reafirmamos nuestro compromiso con el medio ambiente. Porque sabemos que cada esfuerzo cuenta, y juntos, podemos marcar la diferencia, una inmersión a la vez.

Más artículos de interés

Mi carrito
El carrito está vacío.

Parece que aún no te has decidido.